Muchas veces me he preguntado que porque el cuento de la lechera terminó así. Si la lechera era una mujer emprendedora como yo imagino, estoy segura de que ese no fue el final. Para ella que se le cayera el cántaro seguro que fue una simple anécdota, que no le paralizó y siguió con su quehacer diario.
Yo creo que este sería el final: (más…)